Seleccionar página

Seguro que más de una vez has oído hablar de la naranja valenciana, se puede decir que ya es como una denominación de origen, el clima mediterráneo por su suavidad y por contener un otoño con noches frías pero días calurosos es el clima perfecto para que los naranjos puedan dar una estupenda fruta como es la naranja valenciana con todas las variedades que posee para poder tener naranjas desde octubre hasta julio, así que solo hay dos meses al año en los que no podemos saborear la naranja valenciana de forma directa, con cámaras sí que podemos saborearlas todo el año.

Historia de la naranja valenciana

La naranja es una fruta milenaria, se tienen escritos muy antiguos donde hacen referencia a la naranja como una fruta muy apreciada, se cree que su origen estuvo en Asia, pero se extendió muy rápidamente, aunque la variedad más común fue la naranja amarga, que los árabes con la conquista de España utilizaban para sus jardines como árbol de adorno, pero fue a finales de 1.700 cuando el Párroco Monzó en uno de sus viajes pudo saborear unas naranjas que daba un árbol plantado en un convento, dicho árbol había sido injertado y por lo tanto ya no era la naranja amarga, sino una fruta dulce y sabrosa, llena de jugo, por lo tanto fue en 1.781, cuando el Párroco Monzó junto con el Boticario Bodí y el Escribano Máseres, plantaron en el término municipal de Carcaixent (Valencia) el primer campo de naranjos con lo que sería el inicio de la naranja valenciana, arboles ya injertados tal y como habían descubierto en aquel convento, como la tierra era de secano, tuvieron que hacer pozos con accionamiento de noria, tal y como los árabes habían practicado con la invasión de la península.

Por eso la ciudad de Carcaixent se la conoce como la cuna de la naranja, porque aquel primer campo plantado de naranjos fue todo un éxito y pronto los lindantes les imitaron en pocos años el término municipal de carcaixent estaba repleto de esta estupenda fruta llegando a nombrarse como la naranja valenciana, tampoco tardaron mucho las poblaciones limítrofes en ser plantadas con la naranja valenciana y por eso tiene tanta fama dicha fruta en la zona del mediterráneo, además la población de carcaixent se la conoce con el dicho “Carcaixent i dolçes” cuya traducción es “Carcaixent y dulces” por la buena calidad de sus naranjas.

Potencial de la naranja valenciana

Gracias a la naranja valenciana las poblaciones de la ribera alta, sobre todo Carcaixent, Alzira y Algemesi han sido una potencia exportadora de cítricos, abriendo mercado para esta estupenda fruta en todo el mundo y llevando el nombre de la naranja valenciana hasta el otro lado del mundo, todo ello hizo que las poblaciones pudiesen dar trabajo a todos sus habitantes, tanto en la producción de las naranjas, como en la manipulación y comercialización de la misma, fue durante muchos años el motor de dichas poblaciones, hasta que llego la revolución industrial unido a que las plantaciones de naranjas se extendieron a otras regiones y países, pero como el clima no era el mismo, se quedó la denominación de la naranja valenciana como una naranja de máxima calidad.

Hoy en día ya no tiene el mismo potencial que en el siglo XIX, pero sigue teniendo el mismo prestigio por allá donde va, la naranja valenciana es bien conocida y apreciada.

La naranja valenciana, resumen

Es una fruta exquisita, por varias razones, en primer lugar posee una gran variedad de clases cada una con cualidades que las hacen especiales, tanto por tener más o menos zumo, por ser más o menos dulces y sobre todo por cubrir casi todo el año, así podemos decir que la naranja valenciana se puede tomar prácticamente durante todo el año, eso pasa en muy pocas frutas, además su cascara dura y recubierta con ácido cítrico, las hace resistentes a las adversidades de todo tipo.